Vaporozono

El Vaporozono se proyecta sobre la zona a la que dirigimos, facilitando el tratamiento en cualquier parte del cuerpo.  El vapor de agua,  en forma de lluvia, sale con una presión insignificante y ozono que es producido por una lámpara de ultravioleta, la cual al pasar el vapor de agua se convierte el O2 en O3 (ozono).

Características generales

Este aparato va provisto de dos interruptores, uno para accionar la salida del vapor de agua y otro para conectar el ozono.

El depósito lleva una resistencia exterior para calentar el agua y convertirla en vapor, una boca de llenado y una válvula en su parte inferior,  para poder vaciarlo.

MODO DE EMPLEO

  • Revisar el nivel del agua del depósito, que nunca debe alcanzar el máximo.
  • Para su llenado se utilizará agua corriente o destilada.
  • Accionar el interruptor del vapor y esperar que éste salga por el cabezal.
  • Proteger los ojos del paciente con dos algodones humedecidos.
  • Cuando comience a salir el vapor de agua, accionar el interruptor de ozono (si fuera necesario).
  • Verificar que el chorro de vapor salga correctamente, si es así dirigir hacia la zona a tratar (que habrá sido limpiada previamente), colocándolo aproximadamente a unos 30 ó 35 cms.
  • El tiempo de aplicación dependerá del tipo de piel y del tratamiento a efectuar, pero generalmente será de 5 a 10 minutos en la cara y de 10 a 15 minutos en el cuerpo.
  • Finalizada la vaporización desconectar, en primer lugar el interruptor de ozono y en segundo lugar el de vapor.
  • Retirar el aparato y secar la piel con un pañuelo de papel desechable.

Puedes contactarnos y reservar tu próxima cita a nuestro teléfono 8851422 o al celular (y Whatsapp): 3166242169

También nos puedes escribir por el siguiente enlace: Contáctanos.