Tratamiento reductor

Es una combinación de varias técnicas adecuadas para liberar o destruir adipocitos. Existen varias técnicas que atacan al adipocito para convertirlo de triglicérido a diglicérido y de esta manera poder consumirlo con más facilidad (cavitación, ultrasonido, mesoterapia y lipolaser).

Otras técnicas buscan incrementar el riego sanguíneo y movilizar la zona adiposa para facilitar la quema de grasa (electroestimulación, vacumterapia, masajes reductores, maderoterapia). Una combinación de ambos procedimientos es lo ideal para destruir la grasa e incrementar el riego sanguíneo.

El drenaje linfático también es parte fundamental para drenar líquidos y grasa que hemos descompuesto. Esto se logra por vía linfática y urinaria (manta térmica, drenaje linfático manual).

Nada de esto es suficiente sin hábitos alimenticios sanos y ejercicio físico cardiovascular, ya que con el tratamiento se puede destruir grasas e incrementar el riego sanguíneo de la zona a tratar para consumir grasa con facilidad, pero si se consume, vuelve a su sitio rápidamente y el tratamiento será poco efectivo.

Protocolo

  1. Cavitación.
  2. Lipolaser.
  3. Ultrasonido.
  4. Vacumterapia.
  5. Manta térmica.
  6. Masaje manual.
  7. Electroestimulación.
  8. Maderoterapia.
  9. Drenaje linfático manual.

(Se personaliza dependiendo la adiposidad, zona a tratar y valoración de la especialista).


Puedes contactarnos y reservar tu próxima cita a nuestro teléfono  8851422 o al celular (y Whatsapp): 3166242169

También nos puedes escribir por el siguiente enlace: Contáctanos.